Compartir:

 

 

[[wysiwyg_imageupload:1654:height=398,width=200]]El pasado 10 de mayo, tuvo lugar en Madrid la presentación del último libro de Aleix Vidal-Quadras. Al acto acudieron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el vicepresidente del Grupo Popular Europeo, Jaime Mayor Oreja. Vidal-Quadras expuso una propuesta de cómo tiene que ser la actitud de los españoles ante la «embestida secesionista»: 1) Paralizar cualquier reforma estatutaria; 2) dar la voz de alerta frente a los disimulos del Gobierno y de los nacionalistas; 3) volcarse a favor del no en el referéndum sobre el Estatuto que se celebrará en Cataluña el 18 de junio; y 4) plantear en el futuro programa electoral una propuesta esencial de reforma de la Constitución para desandar todo lo andado por socialistas y nacionalistas.

 

 

[[wysiwyg_imageupload:1655:height=264,width=200]]

El socialismo español ha pasado por varias fases a lo largo de su recorrido histórico y el autor muestra su interés por enmarcar de alguna manera al actual encabezado por el presidente del Gobierno. No cabe duda de que Zapatero ha sorprendido al propio socialismo envolviéndolo en una capa a modo de ideología para hacer frente quizá a un proyecto huérfano de objetivos constructivos. Jesús Trillo-Figueroa bautiza esta «filosofía» como la «ideología invisible» y la describe como «la versión más radical del socialismo, unido al llamado « feminismo radical». Apunta con ello la similitud existente entre esta nueva utopía y el « mundo feliz» de Huxley. Cosa sería, desde luego, por las consecuencias que la sociedad se verá obligada a pagar en el futuro.


Compartir:
Compartir