Juan Díez Nicolás

2 publicaciones 0 Comentarios

Una mirada a las encuestas

Los datos procedentes del estudio mensual ASEP sobre la opinión pública de los españoles (que se ha realizado mes a mes desde octubre 1986) indican que el PSOE supera en 2,5 puntos porcentuales al PP (más o menos la mitad de la diferencia realmente observada en las pasadas elecciones de 2004), con una abstención estimada del 23,7%, casi un punto porcentual más que en el último sufragio.Desde mayo de 2004 se ha observado una situación muy estable en el voto estimado a los dos grandes partidos nacionales, de manera que el PP ha mantenido su electorado, aunque no parece haberlo incrementado, y el PSOE ha defendido su liderazgo pero sin distanciarse del PP como hubiera deseado.En el gráfico que se adjunta se puede comprobar que la diferencia en el voto estimado entre PSOE y PP, desde las últimas elecciones hasta el sondeo ASEP de diciembre de 2007, ha fluctuado generalmente entre una ventaja del PP de 2 puntos porcentuales sobre el PSOE a finales de 2005 y comienzos de 2006 (principalmente a causa del debate sobre el estatuto catalán), y una ventaja del PSOE de 8 puntos porcentuales a mediados de 2005, pero desde finales de 2006 la diferencia ha estado casi siempre algo por debajo de la diferencia real en las elecciones de 2004 (3,8 puntos porcentuales).Además, los datos parecen también confirmar que, de manera general, cuando aumenta la abstención estimada se reduce la diferencia entre PSOE y PP, mientras que cuando se reduce esa estimación aumenta la diferencia a favor del PSOE.En cualquier caso, comparando los datos del último sondeo, realizado entre el 10 y 16 de diciembre, y cuyos resultados ya se publicaron en la página del Banco de Datos ASEP/JDS (www.jdsurvey.net), con los resultados reales de las elecciones de 2004, se pueden deducir las siguientes conclusiones:Si la estimación anterior fuese correcta, los datos proporcionarían unos resultados poco diferentes a los registrados en 2004. Los cambios más importantes respecto a las pasadas elecciones generales serían:Una pérdida de 5 décimas en la estimación de voto para el PP, y una pérdida de 18 décimas para el PSOE respecto a sus resultados de 2004. Incremento de una décima para IU, y de otras 28 décimas para otros partidos. Pérdida de 13 décimas para los partidos nacionalistas de centro y derecha, y de 2 décimas para los nacionalistas de izquierda. Incremento de la abstención estimada en 9 décimas.En resumen, se reduciría la diferencia entre PSOE y PP en la estimación de voto a 2,5 puntos porcentuales (cuando en 2004 la diferencia fue de 3,8 puntos porcentuales). Esta reducción de la diferencia parece atribuible a la menor participación estimada (a una abstención estimada más alta que la real de 2004), pero también a un incremento del voto a otros partidos (que incluye a los que piensan votar en blanco).En realidad, por tanto, parece que los próximos resultados electorales proporcionarán una victoria muy ajustada de cualquiera de los dos partidos, PSOE y PP, que hará casi imposible a cualquiera de los...
Nueva Revista

Entrevista a Seymour Martin Lipset

«La definición clásica de democracia es completamente utópica»